lunes, 31 de marzo de 2014

¿Cómo funciona un Sistema de Ejecución de la Estrategia? – Parte 2 - ¿Qué es Ejecución de la Estrategia?


En el último post, escribimos sobre la necesidad de mejorar la ejecución de la estrategia, y como muchos vendedores de software se han subido al carro afirmando que tienen una solución. También se expusieron las categorías de aplicaciones de Gestión del Rendimiento Corporativo (CPM), las cuales se supone pueden aplicar la ejecución de la estrategia. En este post explicamos por qué esto no es cierto.

Si no desea esperar, puede descargar toda la información como un documento.

¿Qué significa Ejecución de la Estrategia?

Para definir la ejecución de la estrategia, primero tenemos que estar de acuerdo en que significa la “estrategia” dentro de un contexto empresarial. El diccionario la define como “un plan de alto nivel para cumplir uno o más objetivos bajo condiciones de incertidumbre.

Para desarrollar un plan de este tipo, las organizaciones deben hacer cinco cosas, que hemos denominado planificación estratégica:
  1. Determinar hacia dónde se dirige el Mercado; las fuerzas en juego; y la posición que quiere tener dentro del mercado en el futuro. Esto se traduce en objetivos corporativos que se deben alcanzar, y los valores que deben ser adoptados, los cuales en su conjunto determinaran la manera en que la organización desea ser vista. 
  2. Decidir los productos/servicios que tendrá que ofrecer para alcanzar esas metas futuras. Estos deben estar alineados con los valores de la organización y el entorno futuro percibido. 
  3. Evaluar los cambios necesarios en los procesos de negocios internos actuales de la organización para entregar esos productos y servicios. Se debe de hacer de manera que proporcione a la empresa una ventaja competitiva. 
  4. Planificar cómo estos cambios se llevaran a cabo, en qué plazos, y los recursos/financiación que serán necesarios. 
  5. Evaluar el impacto de la incertidumbre y cómo la organización debería responder. Por ejemplo, ejecutando escenarios con previsiones diferentes del mercado; o simulando incrementos significativos en los precios de la energía.
Todas las actividades anteriormente mencionadas son llevadas a cabo a través de un proceso de gestión que involucra a todas las partes relacionadas de la organización, trabajando juntos para un objetivo común. Si una de estas cinco áreas se queda fuera, entonces el plan estará incompleto y su ejecución seguramente fracasará en cumplir con los beneficios esperados.

Una vez desarrollado, las siguientes actividades son necesarias para guiar y supervisar la implementación, lo que hemos denominado como ejecución de la estrategia:
  1. Seguimiento del progreso del cambio (por ejemplo, si las iniciativas estratégicas acordadas están siendo implementadas según lo previsto). 
  2. Evaluando el impacto del cambio en los objetivos corporativos previstos. 
  3. Evaluando los recursos que están siendo utilizados y los que se necesitará para que continuar con el plan. 
  4. Realizando los ajustes necesarios para mantener el plan en marcha. Por ejemplo, reasignando los recursos en caso que sea necesario; reemplazando las iniciativas que no están funcionando; re-planificando las actividades debido a una amenaza competitiva imprevista que surja.
Para que un sistema de Ejecución de la Estrategia cumpla con ambos propósitos, el de la planificación y seguimiento de la ejecución, se requiere una serie de funcionalidades que generalmente no se encuentran en un único sistema, según la definición de categorías de aplicaciones CPM de Gartner. Estas funcionalidades tienen que estar completamente integradas, de manera que trabajen de forma conjunta como un único sistema donde los recursos y el volumen de trabajo sean optimizados para ofrecer los mejores resultados. Y tienen que ser entregados como parte de una solución de gestión corporativa para toda la organización, junto con un enfoque estratégico y de ejecución.

Si no desea esperar, puede descargar toda la información como un documento.

Capacidades de un sistema de Ejecución de la Estrategia

Si dirigimos nuestra atención hacia aquellos elementos que debe tener un sistema de ejecución de la estrategia, deberíamos comenzar reconociendo que la base de toda la gestión de rendimiento de una organización es la administración de las actividades de negocios de una organización (ventas, marketing, producción, desarrollo de productos, etc.) en un entorno que es cada vez más inestable. De forma resumida, un sistema de ejecución de la estrategia debe soportar lo siguiente:
  • Modelización de Negocios: El sistema debe ser capaz de modelar los procesos de negocios actuales y propuestos de una organización mostrando cómo están conectados para lograr el propósito de la organización. 
  • Categorías de Métricas: Debe ser posible ver el modelo de negocios en términos de un número de categorías de métricas, tales como los recursos que consume, los riesgos a los que se expone, el volumen de trabajo realizado, los resultados que se han generado. Las métricas de estas diferentes categorías será necesario mostrarlas en combinaciones. Por ejemplo, para mostrar si una actividad es útil será necesario indicar el coste, junto con el trabajo realizado y los resultados. Adicionalmente, este punto de vista de las métricas debe adaptarse a las personas responsables de determinadas áreas de la organización. 
  • Admitir Metodología: Debe adaptarse a la metodología de gestión seleccionada por la organización. Por ejemplo, debe ajustarse a la terminología utilizada y la forma en que se prescriben las actividades de planificación. 
  • Gestión de Iniciativas: Debe permitir la creación, selección, aprobación y seguimiento de proyectos/iniciativas estrategias que mejoren el rendimiento de la organización, y como se vinculan a los objetivos corporativos. 
  • Planificación de Escenarios: Debe permitir combinaciones de iniciativas para ser evaluadas y analizar a la vez diferentes alternativas de modelos de negocio, mediante el cual la alta dirección puede definir planes para el futuro. 
  • Informes y análisis dinámicos: Debe comunicar los planes y los resultados a través de informes, análisis, dashboards, scorecards y mapas estratégicos personalizados pero en el contexto de cómo está siendo ejecutado el plan, permitiendo que el futuro pueda ser mejor gestionado. 
  • Gestión de Workflow dinámico: El sistema debe ser capaz de hacer frente a la planificación adaptativa y el seguimiento de la ejecución, involucrando de forma inteligente a las personas adecuadas en el momento oportuno, a lo largo de toda la organización.
La mayoría de las personas estará de acuerdo en que estas capacidades son esenciales para gestionar la estrategia y su ejecución. Del mismo modo, la mayoría de los proveedores de software CPM afirmarán que las tienen, pero como se suele decir, el diablo está en los detalles.

En el siguiente post vamos a revisar individualmente cada área, para explicar cómo deben trabajar juntas con el fin de dar soporte a la ejecución de la estrategia.


Si no desea esperar, puede descargar toda la información como un documento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario